divendres, 11 de novembre de 2011

Con el tiempo, aprendí que en el armario no se esconden los monstruos y que taparse con las sabanas no te hace invisible. Que no todos los amigos, son sinceros. Y que no todos los amores, son verdaderos. Que la vida no es color de rosa, puede ser azul, verde, marrón, o incluso negra.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada